Credito

Escrito por La Redacción. Publicado en Categoría Crédito Infonavit

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter  

Credito

Un Credito o préstamo, ha sido desde épocas muy remotas, el medio para que la gran mayoría de las personas que vivimos en este planeta puedan adquirir los distintos bienes y servicios para satisfacer tanto nuestras necesidades básicas como nuestros deseos, es por eso que se crearon las Tarjetas de Credito, para que puedan ser usadas como efectivo para la compra de casi cualquier producto, desde una prenda de vestir, hasta la compra de un coche o una casa tipo infonavit o residencial, dependiendo de los ingresos que uno tenga.

Credito: Cómo funciona

Para adquirir un Credito, las personas o las familias literalmente piden prestado a instituciones financieras una determinada cantidad de dinero, por la cual se comprometen a pagar en un plazo establecido un monto de dinero llamado interés.

El monto de un Credito que otorga una financiera depende de los ingresos comprobables del trabajador o empresario, esto con el fin de poder garantizar el pago mínimo que la financiera solicita para garantizar el pago de intereses, el cual es el principal negocio de estas instituciones.

TIPOS DE CREDITO

Un Credito Personal, por ejemplo, puede utilizarse de acuerdo a las necesidades de cada persona o familia, y puede disponerse del dinero casi inmediatamente después de su autorización, dado que por lo general el banco garantiza el pago a través del dinero que recibe el trabajador por medio de la nómina, por ejemplo; este Credito puede resolver desde una necesidad inmediata como las compras del super, hasta un deseo, como por ejemplo unas vacaciones.

Un Credito Automotriz nos permite adquirir y usar un coche aunque lo paguemos poco a poco.

Un Credito Habitacional sirve a una familia para comprar su casa y asegurar su patrimonio.

Y por último están las Tarjetas de Credito (credito consumo). Através de ellas las financieras ponen a disposición del titular de la tarjeta una línea de Credito, es decir, una cantidad de dinero disponible para poder hacer compras con la condición de que dicha cantidad sea reembolsada a la institución con los correspondientes intereses que el crédito conlleva.

Una Tarjeta de Credito es como una cadena que nos ata siempre a un trabajo digno para poder pagarlas dado que son de fácil acceso para realizar compras “compulsivas” que hoy en día solo han hecho que muchas personas en el mundo tengan tarjetas sobregiradas pagando altos intereses y solo pudiendo cubrir el mínimo que exige la institución financiera.

Existes otros tipos de Credito, como los de liquidez, que normalmente las empresas los usan para tener mayor recursos para hacer frente a sus compromisos, y estos pueden adquirirse dependiendo del flujo mensual que genere la empresa y haciendo la financiera una revisión del Balance General y Estado de Resultados de la empresa para determinar el monto a financiar.

Ahora bien, porqué las financieras cobran intereses?

Simplemente porque el dinero de las tarjetas es prestado, sin embargo si tú eres de las personas organizadas y administras tu tarjeta lo mejor posible, puedes evitar pagar intereses.

El mejor consejo que les podemos dar es que independientemente del Credito de que se trate, es importante pagar con puntualidad para evitar recargos, comisiones y más intereses de quienes se tardan en pagar.

El Credito implica una responsabilidad con la que hay que cumplir ya que de lo contrario podemos endeudarnos.

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0
Comparte este artículo
FaceBook  Twitter