Cordero apoya venta de deuda a extranjeros

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter  

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, dijo ayer que está a favor de lanzar a los mercados internacionales deuda local respaldada por hipotecas, en momentos en que dicho acceso sigue atado a una postergada reforma legislativa.

Cordero elogió “la fortaleza estructural” de las entidades gubernamentales que promueven el desarrollo de la vivienda mediante los aportes de los trabajadores formales en México, pero que enfrentan el reto de financiar la demanda de millones de mexicanos que viven en la economía informal.

Por ahora, instituciones como el Infonavit emiten cientos de millones de dólares cada año en papeles respaldados por hipotecas, cuya compra está restringida a inversores locales.

“Nosotros vemos con buenos ojos dar mayor liquidez tanto al Infonavit como a Fovissste y que puedan salir al mercado (internacional) y colocar sus hipotecas”, dijo Cordero, en el marco de un evento que promueve el sector de vivienda mexicano en Wall Street.

Que los inversores extranjeros puedan acceder a estos papeles depende de que la Cámara de Diputados apruebe cambios en la regulación del Infonavit, que le permitiría emitir deuda a inversores externos, pero también invertir en acciones de empresas, así como en otros instrumentos.

Infonavit colocó alrededor de 13 mil 700 millones de pesos el año pasado en papeles conocidos como Cedevis (Certificados de Vivienda), y ha estado recibiendo el llamado de inversionistas extranjeros interesados en sus emisiones.

“Es una deuda segura y yo creo que es una buena idea para tener más recursos”.

Los nuevos instrumentos serían un novedoso nicho para los inversores que incluso les permitiría mejorar los retornos que reciben actualmente de los bonos gubernamentales mexicanos, cuyo rendimiento a 10 años se ubica en 7.8 por ciento.

Reforma necesaria
Sin embargo, una serie de visitas a Wall Street en diciembre mostraron a los ejecutivos de Infonavit que muchos de los potenciales inversores sólo estarían interesados en deuda emitida en dólares.

“La parte difícil es lidiar con el riesgo cambiario”, dijo Jersy Skoryna, encargado del programa de bonos de la institución. “Alguien tiene que lidiar con ese riesgo y nosotros no podemos de acuerdo a como la ley está escrita”.

La iniciativa de reforma de la ley del Infonavit lleva al menos dos años a la espera de ser debatida y aprobada, en medio de otros proyectos con mayor peso político para las bancadas en la Cámara de Diputados, donde el partido del Presidente Felipe Calderón no tiene mayoría.

“Si se aprobara esa reforma para nosotros sería relativamente fácil, creo que podríamos tener un bono de esa naturaleza (en dólares) en el mercado en menos de seis meses, sin lugar a duda”, dijo José de Jesús Gómez, director de finanzas del Infonavit.

El financiamiento que otorga Infonavit, e instituciones similares como Fovissste, surge de los aportes de los trabajadores formales, quienes deben superar estrictos controles crediticios para acceder a esta facilidad, lo que representa una garantía para los inversores, precisó Cordero.

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios
Comparte este artículo
FaceBook  Twitter